Analytics 2

Old School Rastro

jueves, 15 de diciembre de 2016

 Volviendo al centro de la capital, en el corazón del Rastro, entramos en otro de esos Rincones de Madrid donde cada objeto está pensado y colocado con propósito, esperando turno para contar su propia historia.
  
 Hoy entramos en un espacio abierto y cambiante que funciona como tienda de decoración y "showroom". No es una tienda al uso ya que "Old School Rastro" surge del concepto de lo viejo como forma de vida, que busca reutilizar los objetos de otras épocas como base para una actividad y espacios contemporáneos. 





 Al adentrarse, enseguida uno puede percibir que las piezas que va sorteando dispuestas en pequeños ambientes son bastante especiales. Como los dos pequeños bancos de ratán natural típicos de la India delante de una pieza francesa de los años 20, la que vemos en la foto con floreada tapicería, que se utilizó como cuna y que ahora sirve como cama de día.

 El lugar es amplio, con techos altos, columnas estrechas y unos ventanales alargados que por la altura a la que se disponen, esconden al transeúnte una colección única y muy personal de piezas. Todas han sido seleccionadas y compradas una a una tras una elaborada búsqueda de la que se encarga Flor, quien también se ocupa de encontrar el hueco óptimo donde colocarlas. 
 Flor llevaba más de 14 años de experiencia en el mundo de la decoración, pero en un sector que no la gustaba y en el que reconoce -"ya me encontraba algo anquilosada"-. Al saber que este local perteneciente a unos amigos, se iba a cerrar, ella y su hermana Duna quien se dedica a la moda, decidieron aunar fuerzas e iniciar este proyecto.



 Arriba vemos un conjunto de aperos bastante singular por su tamaño y de fabricación nacional. Los utensilios tradicionales de cobre, se utilizaban desde la Edad Media y se siguieron fabricando en España hasta principios del s.XX. Este lote es de finales del siglo XIX y perteneció a una familia de hosteleros de Bilbao, conseguida en parte por herencia familiar y en parte de piezas que ellos mismo fueron recuperando. 

Flor ha viajado mucho y está especializada en un tipo de piezas recuperadas que si bien no llegan a ser antigüedades, sí tienen un mínimo de 50, 60 ó 70 años de historia a sus espaldas. Piezas procedentes de Italia, Bélgica, Holanda, España, Francia o Inglaterra, principalmente europeas y que consigue a través de sus proveedores y en encuentros específicos para anticuarios que tienen lugar en Francia.

 Medio posando con timidez para una foto más bien robada, aquí la vemos trabajando desde su mostrador junto a una báscula de patente belga aunque fabricada en España, de principios de los años 60. Ya es difícil encontrar una en perfecto estado y con el esmalte tan bien conservado. Ésta procede de un restaurante vasco.
 Las lámparas con el mensaje de bienvenida las ha hecho con bidones corrientes utilizados para almacenar líquidos y encurtidos. Un sistema de iluminación original, barato y con espíritu de reciclaje, utilizado también en los techos del local.






 Considera que ha sido una suerte el haber encontrado un local amplio y diáfano como éste, en cuyos 240 metros pasan más cosas aparte de lo que a simple vista se ve. Y es que "Old School" nace también como un espacio de colaboración con creadores de piezas únicas a través de pequeños escaparates.

 Lo que Flor propone a los creadores independientes es crear juntos un espacio de venta, como microtiendas con las que se consigue más fuerza a nivel de comunicación y de tránsito de clientes, además en una localización tan especial y no habituada a este concepto como es el Rastro. En el momento de mi visita se encontraban los siguientes creadores a los que desde aquí aprovecho para enviar un saludo:

 En un luminoso rincón, Luisa Álvarez y sus neones "take away", trabajados con la técnica tradicional, que presenta en piezas ya preparadas para llevar a casa y enchufarlas a la corriente. Os hablé de ella en el post anterior y para conocer más su trabajo podéis hacer clic aquí, en "We Love Neon".



 
 Arriba se ve uno de sus cactus junto a una consola hecha con un corte de castaño natural sin trabajar sobre dos pies de fundición franceses de los años 40, de estilo Bistro. Y sobre ésta, una escultura en hierro de Jorge García.

 Junto al mostrador, una mesa luce las obras de María Torné, que hace un tipo de joyería muy especial donde trabaja el latón mezclado con porcelana y parte de la colección también está chapada en oro. A la izquierda, una muestra de su colección "pirámide".


 


 Más hacia el interior, la diseñadora Diana Pintado con su marca Dipinca, quien a caballo entre Madrid e Ibiza ha creado una línea  una línea de ropa exclusiva y atemporal con una colección bastante amplia de prendas de diferentes formas y texturas, todas de producción artesanal y cuidadas hasta el último detalle con tejidos naturales y algodones muy seleccionados. 
 Aquí nos presenta su Abrigo Estrella que también podréis probaros en la tienda.



 Y entre los abrigos de Dipinca y un sofá Chester de origen inglés de los años 50 retapizado en piel italiana color marrón, encontraréis otro espacio dedicado a las inigualables prendas de Fiu Fiuss, a quienes también entrevistamos y que permanecen en Old School como punto de venta de referencia con sus haoris o chaquetas de kimono originales de Japón, todos ellos únicos y de línea tradicional.
 También han traído aquí algunas piezas exclusivas como estas muñecas que tradicionalmente se hacían para recordar a algún ser querido ya fallecido, las kokeshi. Estas son de finales del siglo XIX o principios del XX. elaboradas en madera y pintadas a mano. 
















 Frente a ellos otro rincón con mobiliario peculiar como las dos butacas verdes francesas de los años 50 que están en perfecto estado y conservan su tapicería original en sky. O una pareja de lámparas de pie de diseño italiano también de los 50 y muy difíciles de encontrar. La mesa de centro está hecha con la puerta de un palacete antiguo del s.XIX de la zona señorial de Cádiz. 

 Lo que diferencia a "Old School" de otras tiendas del Rastro es que Flor se permite licencia absoluta en cuanto a mezcolanza de estilos, épocas y países. Con piezas tanto de los años 20 como de los 80, que conviven juntas y que que a pesar de estar concebidas para un estilo de vida distinto son perfectamente válidas para ser de nuevo utilizadas con un punto más contemporáneo.














 Y  ahí no pararán porque Flor y Duna están dispuestas a llevar a cabo cualquier idea factible de realizar y próximamente sacarán en la línea de la decoración mural una serie de piezas fotográficas de autor en colaboración con otro artista. 
 Para quien tenga algo que proponer, puede escribir a info@oldschoolrastro o llamar directamente al 91 365 11 06. Flor ofrece el soporte para el montaje de la microtienda y un precio personalizado a cada marca dependiendo de cada proyecto.

¿Dónde está?
 En c/Mira el Río Baja 14, Madrid.<M> Puerta de Toledo, La Latina.
 De martes a viernes de 10:30 a 14h y de 17:30 a 20:30h (los sábados hasta las 20h) y los domingos de 10:30 a 14:30h. Y podéis conocer las novedades a través de su página de facebook.
Image and video hosting by TinyPic




No hay comentarios

Publicar un comentario

RASTRO Y HUELLA © - DISEÑO BY HERPARK