Analytics 2

GRANEL MADRID

miércoles, 26 de octubre de 2016

 ¿Recordáis las antiguas tiendas de ultramarinos y su antigua fórmula de comprar alimentos al peso? Las hay que se han dedicado a eso toda la vida y aunque sólo unas pocas han sobrevivido al auge del envasado, ahora vuelven a estar de moda en pos de una filosofía de consumo más ecológico y con conciencia.

 Con la idea de ofrecer una compra responsable y sostenible, con productos de calidad y con la que además enriquecer nuestra dieta al poder probar muchos alimentos diferentes adquiridos en pequeñas dosis, nace "Granel Madrid".




 El sentido común nos lleva de vuelta a los orígenes, pues al prescindir de los omnipresentes embalajes, no solo ahorramos dinero, energía y tiempo, sino que también reducimos los residuos y el volumen de basura que generamos, un problema global sobre el que ya hablamos en la exposición "Abundancia" de Basurama.

 Juan y Javier son los propietarios de esta pequeña pero acogedora tienda de productos al peso situada en el céntrico barrio de Embajadores, en la castiza plaza del Cascorro y que veréis abierta incluso los domingos de Rastro. 

 Su deseo, el poder ofrecer productos de calidad, naturales y próximos, a un precio ajustado. 
 Como ytenían referencia de este tipo de tiendas en Barcelona donde son mucho más comunes, era una idea que les gustaba para lanzarse a montarla en Madrid. Tras varios meses de trabajo previo para dar con los proveedores adecuados abrieron las puertas de "Granel Madrid" en febrero de 2015, 

 Buscaron local por la zona centro y en este barrio, hace unos años invadido por los negocios de venta de ropa al por mayor, habían quedado muchos locales vacíos tras las restricciones del ayuntamiento, lo que hizo que los precios se abarataran y aprovecharon la oportunidad. Fueron de los primeros en abrir y en poco tiempo el potencial de la zona ha ido renovando la vida del barrio.



 Aunque comenzaron con la intención de enfocarse más en la gente joven y en crear conciencia, en realidad la tienda ha tenido una gran aceptación y por aquí pasan desde los típicos cocinillas que buscan una especia muy concreta hasta la gente mayor que acostumbra a llevarse su ración de legumbres. 

 Cuentan ya con más de 300 productos, algunos de ellos traídos por petición de los clientes como fue el caso de la harina de almortas, base algunos platos camperos que aún se consume en muchos pueblos españoles. 
 Las almortas estuvieron prohibidas durante bastante tiempo debido a que contiene sustancias neurotóxicas y su consumo continuado y excesivo es perjudicial para la salud, como se constató durante la posguerra española al ser de los escasos recursos de que disponía la población para paliar el hambre. Sin embargo comerla de forma ocasional resulta inocuo y como la tradición gastronómica tiene su peso, se levantó la prohibición y tras la petición de la clientela de mayor edad del barrio, ahora en "Granel Madrid" podréis encontrarla para preparar unas auténticas y deliciosas gachas manchegas.

 También gracias a la demanda de sus clientes, han hecho bastantes descubrimientos en el mundo de las legumbres y ahora cuentan con 8 tipos de lentejas y hasta 16 de alubias. Y sobre las harinas de distinto costal, desde que hoy día cada vez más gente hace el pan en su propia casa han ido aumentando catálogo hasta tener unas 12.

 Pero además cuentan con una amplia variedad de semillas, frutos secos, especias... todo lo que el cocinero más exigente pueda necesitar junto con otro buen surtido de pastas y algunos productos de una conocida marca que comercializa chorizos y hamburguesas vegetales, seitán y tofu. 





 ¿por qué una tienda de cereales y legumbres? 
Juan es vegetariano y siempre se preocupó de llevar una correcta alimentación. De hecho solía formar grupo con amigos o conocidos para hacer pedidos por encargo a las tiendas a granel de Barcelona, ya que en Madrid algunos productos no los encontraban o tenían un precio más elevado.

 Por poner un ejemplo, productos tan comunes en la dieta vegetariana como son la soja o el gluten, se encuentran habitualmente en herbolarios pero en envases que más bien duran poco y con precios que resultan ser bastante carillos cuando vendiéndolos al peso se pueden abaratar bastante.

 Para su tienda ellos compran los productos en sacos, aproximadamente la mitad de los cuales llevan sello ecológico ya que también buscan un equilibrio entre este tipo de producción y que al mismo tiempo sea asequible al bolsillo del consumidor por lo que siempre que es posible son locales o de proximidad.
 Trabajan con productores de toda España, algunos de pequeña producción pero de gran calidad y otros alimentos puntuales proceden del extranjero bien porque son originarios de otros países y aquí aún no se producen en suficiente cantidad, o bien porque en España no se encuentran.



 Se puede pasear sin rumbo por el local, saltando con la vista de saco en saco e imaginando infinidad de platos hasta tomar una decisión o no. Momento en el que podemos dirigirnos a los del mandil (Juan es el de la foto) para resolver cualquier duda o para hacer nuestra compra ya que nos tienen que servir ellos. Si hay mucha gente se puede coger ticket para aguardar turno y lo bueno es que no hay cantidades mínimas, uno se puede llevar lo que quiera de cualquier cosa.

 Si no queremos esperar también podemos hacer un pedido simplemente llamando por teléfono o escribiendo un correo electrónico que pasaremos a recoger más tarde, como hacen algunos clientes habituales, entre ellos varios restaurantes de la zona. 

 ¿Qué os parece, ahora que empieza a refrescar no os vuelven a apetecer platos de cuchara?, pues si os animáis a probar cosas nuevas pasaros por la siguiente...

Dirección: c/Embajadores, 12.
Horario: De martes a viernes de 10 a 15 y de 17 a 21, y sábado y domingo de 10 a 15h, los lunes cierran para descansar.

 Y para terminar el menú, nada como un postre dulce sano y artesano, como los que encontraréis en este otro rincón de Madrid.
Image and video hosting by TinyPic





No hay comentarios

Publicar un comentario

RASTRO Y HUELLA © - DISEÑO BY HERPARK