Analytics 2

Lolo Polos, helados artesanales.

miércoles, 3 de agosto de 2016

 Estamos en pleno estío. El calor invade de nuevo las calles y plazas con ese ímpetu aplastante que obliga a estar al acecho de cualquier indicio de sombra o brisa que ayude a sobrellevar las horas diurnas. 

 A menudo sólo apetece tomarse algo refrescante, y uno de los éxitos del verano es el más que socorrido helado, el alimento perfecto si además está hecho de forma artesanal y con ingredientes 100% naturales.

 
 En el barrio de Malasaña existe un colorido rincón donde el clásico polo de hielo se ha reinventado en una versión natural que engancha a todo el que los prueba. Una heladería donde a diario elaboran su producto con recetas súper originales.

 No hace un año que los conocí en Big Food, el evento de gastronomía y diseño de la Central de Diseño de Matadero. Resultó un agradable descubrimiento que prometía futuro. Un helado sin leche, pero que a diferencia de los polos industriales tienen una textura suave y sabrosa, y que para diferenciarlos de éstos, los han llamado "lolos".

 Las hermanas Azmina y Ashrafa, una médico y otra abogada de origen indio criadas en Tanzania, materializaron como negocio lo que para ellas había sido habitual en su infancia. En África, su madre ya fabricaba helados con fruta natural y al convertirse también ellas en madres, les surgió la idea de continuar con la tradición casera. Así, dieron un giro a sus carreras profesionales abriendo un local pionero en Madrid, Lolo´s.




¿Cómo lo hacen?
 Entre sus ingredientes destaca la fruta fresca, con un porcentaje de hasta el 75% según la receta. Otro pequeño porcentaje de yogur o leche fresca de granja aunque la mayoría son aptos para intolerantes a la lactosa y se elaboran con la cantidad justa de agua para conseguir el punto perfecto de textura. Y un poco de azúcar para mantener el sabor de los ingredientes al congelarlos.

 Sabores que además cambian a diario en función de los ingredientes de los que dispongan y de su imaginación para combinarlos. Ingredientes frescos de temporada, sin aditivos, saborizantes ni colorantes. Los elaboran en el propio local, con forma de rectángulo y son una especie de purés de frutas congelados que, os aviso, resultan adictivos tanto para niños como para adultos.















 Pepino, limón y menta; chocolate y plátano; albaricoque, fresa y yuzu; melón y kiwi; té verde Matcha y coco... son algunos de los sabores que encontré la última vez que estuve. 

 Aunque las combinaciones de sabor puedan parecer atrevidas podéis dejaros aconsejar por los dependientes. Es difícil elegir pero creedme si os digo que no os arrepentiréis pues cuando menos, estaréis comiendo un alimento sano y creado con cariño.

 Los "lolos" cuestan 2,95€ la unidad. Un precio que aunque pueda parecer algo elevado, revierte en la calidad y merece la pena pagar. Lo cierto es que suele haber cola para conseguir uno, en cualquier época del año, ya que con el frío cambian a formato más pequeño para poderlos tomar disueltos en chocolate caliente, son los chocololos. 

¿Cuándo y dónde?
 En c/ Espíritu Santo, 16, de 12:00h a 1:00h
¡Y ahora también están en el Mercado de San Antón!

 Para mí es una de las mejores heladerías de Madrid y cada vez que paso por allí no me puedo resistir. ¿Y vosotros? ¿Ya los habéis probado? Yo os invito... a compartir si os ha gustado.
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios

Publicar un comentario

RASTRO Y HUELLA © - DISEÑO BY HERPARK