Analytics 2

El Cabaret Flotante

lunes, 4 de julio de 2016

 ¿Flotar en el aire? ¿en el agua con flotador? ¿o flotar como en los sueños, sin limitación?
El Cabaret Flotante es un espectáculo nacido en 2010 de mano de la cantante y actriz Pía Tedesco y del violinista Raúl Márquez, a raíz de las ganas de ambos de compartir música y creatividad no sólo con los amigos si no con toda la gente posible.




 Este evento que se celebra en La Casa de Campo de Madrid, trata de unir muchas disciplinas artísticas y que los madrileños puedan interactuar con los espacios de la ciudad. Cualquiera puede asistir ya que es gratuito y los que cumplan con el código de vestimenta pueden además subirse a las barcas y tocar con los músicos.



 Cuando Pía le comentó a Raúl que tenía pensado subirse a una de las barcas de Casa de Campo con su ukelele y vestuario para cantar a los que por allí paseasen remando, él sonrió y la dijo "Te acompaño".
 Pero luego avisaron a algunos amigos y resultó que en esa primera edición ¡se juntaron unos 60!


 En la siguiente edición llegaron a ser medio millar de personas para sorpresa de los barqueros que según cuenta Pía "casi se mueren del susto". 
  Cientos de personas vestidas de cabaret, cantando, bailando, aplaudiendo y riendo, demostrando así que se pueden hacer cosas bonitas sólo con el deseo de hacerlas. 

 Se unieron a esta iniciativa lúdico-artística un grupo de músicos, cantantes, actores, bailarines y artistas de diversas disciplinas con el objetivo de compartir su música y arte en un ambiente festivo, al aire libre y en un entorno natural.

 Disfrutando con las cosas que les convierten en parte activa de aquello que les rodea y permitiendo al público participar del sonido de la ciudad, de sus espacios y su magia. Emulando los años dorados de principios del siglo pasado en una jam session desde las barcas del lago.

 Acordeón o clarinete, guitarra o saxo, batería o contrabajo... todo vale en estas sesiones a las que cualquiera que sepa tocar un instrumento se puede unir. Sólo hay que bajarse los acordes para imprimir e ir a tocar con ellos.
 En esta ocasión no han faltado unos malabaristas e incluso una artista plástica que a lomos de su barca, consiguió evitar los bandazos y controlar los brochazos para bailar y pintar a la vez, plasmando en un gran lienzo la explosión de arte del momento.

 Antes de finalizar, una pequeña carrera sobre las barcas y ya en tierra firme los músicos del Cabaret Flotante (en la siguiente foto con Pía) e invitados continuaron con la fiesta, bailando con la guía de los bailarines de la asociación Mad for Swing a todo el que se quisiera unir.


 En cada edición el número de artistas confirmados crece, haciendo de este evento uno de los mejores del año, del que sólo cabe esperar que se repita más a menudo. ¿Quién sabe? Quizás con otras ediciones similares como ya ha ocurrido con el Cabaret Rodante o el pequeño Cabaret Ambulante... Si queréis saber más encontraréis información en la web y en el blog de Pía Tedesco y en su página de facebook.
Image and video hosting by TinyPic
















No hay comentarios

Publicar un comentario

RASTRO Y HUELLA © - DISEÑO BY HERPARK