Analytics 2

"FOTOCALESSINO" El primer fotomatón móvil para bodas y eventos.

lunes, 20 de junio de 2016

 Hay eventos en los que una idea original llega a convertirse en una parte importante de la celebración. Cuando esta idea se materializa en un servicio atento, que sorprende y divierte a los invitados dejando el momento inmortalizado... ¿Qué mas se puede pedir?.

 Pues durante la celebración de un día muy especial fue donde descubrí el proyecto de los gemelos "Calessino", quienes con un toque elegante y retro nos presentan el primer fotomatón de su clase. Para ellos, un sueño hecho realidad.









 Sebastián y Eduardo son los artífices de este genial proyecto que comenzó en abril de 2015. Tras años viajando y trabajando por el mundo, la idea les surgió estando en Inglaterra. Decidieron que debían cambiar el rumbo de su vida y volver a España y se plantearon un nuevo reto, crear algo realmente original y divertido.


 Se compraron un glamuroso motocarro, una versión del clásico Ape Calessino de Piaggio que triunfó en Roma en los años 50, y le integraron otro gran clásico, una cabina de fotomatón.

 Estuvieron recorriendo Ibiza con el nuevo invento. Asistieron a mercadillos y empezaron a hacer bodas de alto standing para gente famosa que no imaginaban que conocerían nunca. Y al ver las posibilidades que se les abrían, decidieron venirse a Madrid y empezar a moverse por la península.



 Ahora también acuden a ferias, eventos para empresas, promociones de productos... pero su trabajo se centra sobre todo en bodas y eventos privados. Una de las cosas más originales es que también utilizan el motocarro como transporte. La entrada de la novia en el recinto siempre sorprende a los invitados.

También ofrecen el servicio de chófer para trasladar a los invitados cuando la finca es grande, en especial cuanto se trata de personas mayores. Aunque es un paseo tranquilo que cualquiera puede disfrutar ya que lo máximo que alcanza son 50 km/hora.

 ¿Y qué decir del fotomatón? Llegado el momento de la verdad, ese en el que uno saca su lado más tierno o gamberro, la competición de gesticulaciones no puede faltar. No hay más que sentarse en la parte trasera, correr la cortinilla y utilizar alguno de los divertidos accesorios que Eduardo y Sebastián elaboran.

 Ellos mismos hacen de azafatos uniformados con esos trajes que aportan un halo de nostalgia y romanticismo, animando y ayudando a todo el que quiera participar a disfrutar del momento. 

 En el caso de una boda se imprimen dos tiras de fotos, una copia de recuerdo para los invitados y otra para pegar en un álbum donde dejar una dedicatoria para los novios.

 La tarifa para las bodas es de 650€ e incluye 3 horas de fotos ilimitadas con música de fondo, mensajes grabados por los novios, los accesorios y el álbum, las fotos con texto... y más. También se pueden añadir extras y personalizar el servicio al 100%, tenéis toda la información en su web.

 Lo cierto es que el trato que ofrecen además de profesional, destila simpatía por los cuatro costados y todos los invitados quedaron encantados. Por ello y por la originalidad de su servicio ¡os los recomiendo personalmente!

 Y si este post os ha gustado, a compartirlo estáis invitados. 
 Un saludo y ¡hasta pronto!

Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios

Publicar un comentario

RASTRO Y HUELLA © - DISEÑO BY HERPARK