Analytics 2

FESTIVAL DE ARTE URBANO C.A.L.L.E. 2016

viernes, 20 de mayo de 2016

  La iniciativa de la Asociación de Comerciantes de Lavapiés celebra una nueva edición de C.A.L.L.E (Convocatoria Artística Libre de Lavapiés Emergente), en la que este barrio único de Madrid se convierte en un espacio de arte al aire libre donde se potencia la creación artística de una manera abierta y participativa para los vecinos y transeúntes.

  Del 20 de mayo al 5 de junio ya se puede disfrutar de las obras terminadas que durante 6 días se han estado fraguando en las fachadas, cristaleras, cierres, escaparates e interiores de hasta 60 establecimientos en esta tercera convocatoria con el tema "Lavapiés 2029" en la que se trata el tema del futuro en general, y el del barrio en particular.





C.A.L.L.E. 2016 es una oportunidad para artistas nacionales e internacionales de ofrecer una exposición alternativa, a la vez que una oportunidad para los comercios de relacionarse de forma diferente con el visitante, primando el concepto de cercanía.


 Comenzamos desde "La Boca Espacio de Cultura" con la instalación de Tricroico, el artista que ha utilizado el material cedido por el patrocinador oficial del evento, Mahou Cervezas. Las botellas están pintadas con dibujos inspirados en la gran diversidad étnica del barrio.



   Gracias a las rutas guiadas de Madrid Street Art Project, el colectivo encargado de la dirección artística del evento, hoy os traigo un pequeño recorrido por algunas de las obras de la muestra. 

  Las intervenciones son muy variadas en cuanto a técnicas, materiales y conceptos. Hay obras de pintura mural, instalación, escultura, fotografía, dibujo o collage... y algunas de ellas son participativas.

  A la izquierda, Marta Nieto nos explica su pieza en el café "Aguardiente" en la que combinando figuras geométricas con imágenes nos habla de un futuro que ya es pasado. 

  Su obra se basa en la imaginería de un gran número de artistas estadounidenses de entre los años 20 y 50. Marta investigó en el tipo de futuro que éstos habían pensado por aquel entonces. Un futuro muy metálico que iba asociado a la tecnología y a la riqueza, centrado en los medios de transporte y en los avances tecnológicos.

 A pocos metros,"El Druida de Lavapiés" aún conserva vestigios de las dos primeras ediciones y Raquel Angulo nos comenta su particular homenaje al "Jardín de las Delicias" de El Bosco.

  Esta artista con formación en bellas artes e ingeniería informática ha querido aunar ambas influencias en esta intervención con 3 escenas (de mar, tierra e infierno). Los colores utilizados los ha preparado personalmente con pigmentos naturales. En parte por la relación con la pintura flamenca y en parte por la relación con la herboristería y con la tradición de preparar brebajes así como con los personajes femeninos como brujas y hechiceras, presentes tanto en la pintura flamenca como en el píxel art




  "Teje la Araña" es un colectivo que trabaja con lana y crochet. Aquí la combinan con pintura y papel para crear unas manos conectadas que representan las verdaderas redes sociales de toda la vida y que son las que unen a las personas que viven en el barrio.




  Este mascarón es una pieza de Rafa Bertone, hecha con rotuladores. Combina las geometrías y colores en representación de las diferentes culturas de Lavapiés.




  Marcos San Juan participa con una obra bidimensional e interactiva con un contenido crítico haciendo alusión a la visión estrecha del visitante que viene a Lavapiés, deja su dinero haciendo algún tipo de gasto (inserta 1 €) y se va, pero no llega a tener una imagen completa ni real del barrio. 




  Laura Gómez se ha decidido por un gran corazón hecho con flores (claveles) en representación de lo efímero. Lo ha titulado "Pálpito" significando que el corazón como el barrio, va cogiendo y soltando sangre, va cogiendo y soltando gente. Es una intervención que evoluciona y aunque al principio irá cambiando las flores que se mustien, cuando se acerque el fin del festival irá dejando que las flores mueran. Las golondrinas que se ven en la pared se han mantenido desde la edición del año pasado.




 En este restaurante gallego interviene Ramón Amorós en la cristalera y cierre con unas coloridas máscaras que bien podrían pertenecer a las diferentes tribus urbanas del "Lavapiés 2029". Ilustraciones que también están relacionadas con la idea de que todos nos escondemos tras alguna máscara en las redes sociales.




  Por otro lado, Alejandro Ontiveros lleva toda la semana pintando las manos de vecinos y transeúntes en esta obra también interactiva que forma parte de un proyecto en el que reflexiona en la conexión social como esencia humana, como el último paso en la creación de sociedades libres y conscientes. 

  Para cuando nuestro grupo llegó ya llevaba pintadas 187 manos y como no me pude resistir... ¡una de las huellas es mía! Ahora que ha terminado... ¿os animáis a contarlas?




  Otra obra participativa es "Mis deseos de futuro los escribo en este muro" de Virginia Calvo, quien ha forrado esta taquería con retales de tela vaquera. Cualquiera que pase por allí puede coger un rotulador y escribir su propio deseo.






























  Y por último una obra cuyo significado está muy relacionada con el barrio. Este mandala pintado por el colectivo  "La Rueda Invertida" representa la multiplicidad de tonos de piel que se pueden encontrar en el barrio de Lavapiés aludiendo a la diversidad de orígenes de sus vecinos. 

  Esta obra en parte es una crítica a cómo los occidentales entendemos el "color carne" y para señalarlo, además de varios colores representativos, han utilizado lápices de colores y escrito esas mismas palabras en hindi, turco, bangladesí, árabe, chino...




  Con este mandala quieren representar el macrocosmos que es el barrio de Lavapiés, con las diferentes culturas e individuos que conviven en él.  Y hablando de tonos de piel, ¿sabíais que ni aún equiparando varios miles de personas entres sí, encontraríais dos con la misma pigmentación? 

  Entre las inspiraciones de esta obra se mencionó el significativo proyecto "Humanae" de la fotógrafa brasileña Angélica Dass, en el que pretende registrar los tonos de piel existentes dentro de los colores que reconoce la marca Pantone.

  Y de momento hasta aquí esta corta visita. Recordad que son 60 los artistas que intervienen en esta edición que permanecerá hasta el 5 de junio. Podéis seguir viendo los trabajos en la galería de imágenes de C.A.L.L.E. 2016. Aunque si podéis siempre es mejor verlo en persona y de paso pararse en una terraza a tomarse algo en buena compañía, que con la llegada del buen tiempo... es lo que pide el cuerpo. 
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios

Publicar un comentario

RASTRO Y HUELLA © - DISEÑO BY HERPARK