Analytics 2

El tiempo para en "Tado". Decoración con alma de artesano.

jueves, 5 de mayo de 2016

  En el ritmo frenético de vida de esta gran ciudad que es Madrid, y acostumbrados como solemos estar a la inmediatez y a las cosas "de usar y tirar", quiero mostraros hoy una tiendita que descubrí en uno de mis recientes pateos (sí, sí, de patear las calles).

  En ella parece detenerse el tiempo a través de los objetos que con porte humilde posan equilibrados en sus estanterías, y que se originan en esos materiales y oficios artesanos que requieren toda una vida de dedicación.

  Esta discreta tienda de barrio no tiene un cartel llamativo en el dintel y si no os fijáis bien la pasaréis de largo, tampoco la encontraréis en la gran red. Unas puertas pintadas en negro con acristalamiento, con un toldo a juego y un perro "ilustrado" es todo lo que identifica a "Tado"



 

  Aunque "Tado" lleva 12 años abierta en el mismo lugar, no siempre ha estado dedicada a los complementos decorativos. Hasta el año pasado aquí se restauraban muebles antiguos, aunque siempre tuvieron piezas que ayudaban a crear ambientes. 

  Ahora sus fundadores siguen trabajando con los muebles en el "Bazar Nicolás", en la Plaza de la Paja y desde octubre de 2015 "Tado" está destinada a los complementos, gestionada por Silvi, quien os atenderá en este Rincón de Madrid. 
  Ella misma compró muy jovencita su primera vajilla pieza por pieza a un artesano de la cerámica, al ritmo que en aquel entonces se podía permitir.



  A Silvi siempre la ha apasionado la artesanía y tiene una sensibilidad especial para ella. Reconoce que necesita estar en contacto con las materias, y con gente que crea en esto y que quiera aprovecharse de la oportunidad de tener en su casa objetos bien hechos y de calidad.

  Procura tener contacto con los artesanos más cercanos, le gusta seguirlos y ver cómo evolucionan. Con algunos lleva 20 años trabajando y a veces ellos colaboran para desarrollar una línea de artículos orientados para la tienda, partiendo de su propio estilo de trabajo. 

  Casi todos son españoles aunque cuando Silvi viaja intenta recopilar y traer otras piezas. Como las de una fábrica al norte de Europa que la gustan mucho (en la siguiente foto) y en la que trabajan varios alfareros. 
  Aunque estos no son objetos únicos, cada uno tiene una nota distintiva (diferencias en el peso, la forma o el esmalte) y se nota la mano del autor.



  También cuenta con varios proveedores de piezas de madera como el artista que ha realizado los cuencos de la foto, hechos en madera de almendro. 

  Estas "gotas de madera" se apoyan sobre una mínima superficie y son un trabajo fino y muy raro de ver, pues requiere mucho conocimiento saber hasta qué punto se puede tallar y pulir la madera para alcanzar tal grado de perfeccionamiento sin llegar a romperla. 

  De modo similar, este mismo artista crea platos con maderas poco comerciales con colores y acabados distintivos. Los hay de magnolio con un color como de tecla de piano y acabado satinado, de cerezo con su particular veta ondulada, de arce sicomoro, fresno, almendro...



  Algunas de estas maderas están protegidas pero precisamente por eso ella evita los artículos industriales y todos los artesanos con los que trabajan son respetuosos y causan el mínimo impacto posible. Estas pequeñas obras de arte, que van de los 90€ a los 300€son de las piezas más caras que encontraréis en "Tado".

  No sólo son objetos decorativos sino también funcionales, como estos cubiertos de cocina hechos con madera de boj con una pátina muy bonita, que envejecen muy bien y no pierden el color.


 Las mantas y ovillos grandes son de lana de oveja castellana, de la zona de León. Sólo las comercializa en sus colores naturales: el marrón oscuro, el gris y el beige.

  Pero además de artículos exclusivos de cerámica, madera o tejidos encontraréis también ¡lámparas! Silvi encarga las piezas correspondientes al herrero y  al fabricante de pantallas y crea unas luminarias que aportan un toque cálido a la tienda y que también se van renovando a medida que las vende. Las hay más chiquitas y más grandes, y rondan entre los 55€ y los 85€.



  Los vasitos de porcelana esmaltados en diferentes colores cuestan 8€. Y las paneras de diversos tamaños entre 12€ y 22€. Son dos los artesanos que trabajan finamente las fibras de esparto para estas cestas. 
  ¿Sabíais que el esparto también está protegido?. Para recogerlo en el campo se necesita un carné y sólo se puede hacer en temporada. 

  En estas cestas el pan siempre quedará más bonito que en la pobre imitación comprada en el  "chinastore". Y me estoy refiriendo a objetos cotidianos, que además de funcionales se embellecen con la interacción. Como el jarrón de cerámica que simula piedra, y que invita a colocar algo fresco y lleno de vida en contraste, como un ramo de flores silvestres o tallos verdes de "Margarita se llama mi amor".

  ¿Veis el que parece un trozo de madera vieja? Da la impresión que ha sido carbonizada y que si la soplaras se pondría al rojo vivo. La belleza está en los pequeños detalles, en los que se refleja el alma del artista y que nunca serán iguales aunque estos transmitan su saber a las siguientes generaciones, ya que cada uno deja su impronta.


No me pasa desapercibido un rincón con pequeñas fotografías enmarcadas, tomadas entre 1910 y 1938 antes de la guerra

Imágenes bucólicas que muestran vistas de la campiña francesa y otros lugares emblemáticos que a un francés le dicen mucho.

 Y es que aunque Silvi lleva ya 25 años viviendo en Madrid, la nostalgia por la propia tierra siempre acompaña al que las circunstancias le alejan de ella.

Las fotos, que en realidad son postales hechas en papel de alta calidad son a 20€.








  Y para terminar la visita, fijaros bien en un póster que tiene enmarcado con lo que a simple vista podrían parecer utensilios de cocina, pero que en realidad muestran una colección de 365 cucharas de maderaAlgunas de ellas con formas imposibles y todas creadas por un joven noruego de nombre impronunciable para mí. 

  La colección completa se encuentra en un museo y los pósters pertenecen a una edición limitada para que se pueda contemplar este proyecto, "Daily Spoon", al completo (podéis verlo aquí). 
  Son cucharas muy llamativas y todas han sido trabajadas manualmente. Así que cuando paséis por "Tado", en c/Echegaray 31, ¡no olvidéis elegir vuestra favorita! 
Image and video hosting by TinyPic











No hay comentarios

Publicar un comentario

RASTRO Y HUELLA © - DISEÑO BY HERPARK