Analytics 2

1ª Feria Steampunk en Madrid

viernes, 2 de octubre de 2015





  Para empezar, ¿qué es el Steampunk?.
Se trata de un movimiento de contenido retrofuturista centrado en la era victoriana (1837 a 1901), que mezcla la estética propia de esa época con la tecnología basada en la máquina de vapor, cuando Inglaterra era una potencia industrial y la ciencia tal como la conocemos hoy comenzaba a dar sus primeros pasos. 
  Surge como subgénero narrativo de la ciencia ficción a finales de los años 80, y toma como referencias las obras de H.G. Wells ("La Máquina del Tiempo", "La Guerra de los Mundos"...) y de J. Verne ("Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino", "De la Tierra a la Luna"...)

  Digamos que es la visión que tenía del futuro la gente del siglo XIX. Su filosofía rechaza la producción en masa, a favor de productos hechos a mano. No tiene nada contra la tecnología, sino que asume que ésta es fruto de la capacidad innovadora y creativa del hombre. Su estética se basa en la capacidad de crear vestimenta así como en toda una serie de artilugios, complemento y armas, siguiendo un criterio de mezcla entre que parezca algo antiguo (victoriano), pero que a la vez haya sido modificado para que tenga tecnología, que sea moderno. Así, esta corriente permite dar segunda vida a las cosas reutilizándolas y transformándolas.

  Uno de los complementos más característicos son las "goggles", típicas gafas de aviador que pueden ser de todos los colores y tamaños, pues en aquella época se pensaba que en el futuro la gente viajaría por el cielo con la misma normalidad como ocurre a día de hoy con los automóviles. 


  También son muy comunes los relojes de mesa y de bolsillo, sombreros y tocados, bastones o paraguas, guantes... incluso armas. El cuero y el metal son de los materiales más utilizados en las creaciones Steampunk, y pueden ser aplicadas a cualquier tipo de objeto. 

  Las máquinas se consideran obras de arte en sí mismas y no se vuelven obsoletas, son robustas y con diseños y colores cálidos.
  Además, cabe mencionar que existen diferentes versiones del Steampunk, cada una con una estética propia, como por ejemplo el dieselpunk (basado en el motor de explosión y en la segunda guerra mundial, de tono más militarizado), greenpunk (vertiente ecologista de un mundo futurista en comunión con la naturaleza), westernpunk (ambientado en el oeste), y versiones góticas, de terror, etcétera.



  Y hablando de estética y de vestuario, conozcamos a dos artistas y sus respectivas empresas, ambas relacionadas con este mundo. Por un lado tenemos a Pedro Perea y Aida Santos, del Taller de Nithael, que comenzaron como un hobby creando atrezo, complementos y vestuario para series, fotografía, eventos... y a día de hoy se dedican de forma profesional, por lo que podemos verles también con stand de venta en ferias y convenciones. 
  Hoy trae un muestrario surtido de piezas, como por ejemplo la máscara de villano utilizada en la webserie de terror española "La Guía Bécquer". O las armas que empuña Leo Jiménez en la portada de su último disco "20 años tras el Apocalipsis", para el que también trabajaron como estilistas junto con Ana Sánchez, de Kareev Renclar, otra joven empresa de alquiler y venta de todo tipo de vestuario para particulares, eventos, cine, teatro...

  A Ana siempre la gustó vestir de forma diferente, y como en las tiendas de ropa comunes no encontraba lo que ella buscaba, decidió empezar a hacérsela ella misma. Su lema es "tú imaginas y yo lo confecciono" Estudió corte, confección, diseño y patronaje, y poco a poco empezó a recibir pedidos especiales. No la gusta hablar de disfraces porque lo que ella crea es un vestuario elaborado y muy logrado, que podéis ver en su página web. Se ha abierto paso en el mundo del estilismo de fantasía y la fotografía gracias a que se atreve con todo, y si no fijaos en el resultado de esta espectacular cola de sirena pinchando en este enlace. Nos habló además de su próximo proyecto, que esperamos sea un éxito y del que os hablaré en cuanto llegue el momento.  Pero aquí también tenéis una muestra de su vestuario.




  Y para que ésta fuera una convención Steampunk en toda regla, no podían faltar los "duelos de té". Cecily Cogswort, nuestra "maestra de merienda" y árbitro en la contienda, nos explica en qué consisten.
  En un duelo de té el primer paso consiste en preparar el brebaje marcial (el té). La "maestra de merienda" retira las bolsitas ya infusionadas y sirve el brebaje a los/las duelistas en sus respectivas tazas. Luego viene el momento de escoger las armas, que no son otras que 3 galletas "homologadas", 3 intentos para cada contrincante, servidas sobre bandeja de plata y mantel blanco, como en las mejores casas. 

  Es entonces cuando a la voz de "mojen" y "retiren", los contrincantes deben sumergir la galleta en el té, y empieza realmente el duelo. El ganador será quien sea capaz de sostener la galleta mojada el máximo tiempo posible antes de llevarla a la boca, de tal modo que:
   - si la galleta mojada cae en el brebaje marcial se considera un "chapoteo", son 0 puntos.
 - si cae sobre la mesa o la persona, cuenta como "salpicadura", vale 1 punto.
   - si llega limpiamente a la boca es un "ñam", vale 3 puntos.


  Puede parecer sencillo pero... los duelistas ponen a prueba su honor... además de su sangre fría y su pulso. Y para complicarlo aún más, la maestra de merienda se encargará de distraer, bien contando alguna historia, pulverizando a los duelistas con agua o haciendo sonar una campanilla... Al fin y al cabo es una prueba de nervios que gana quien tiene más sangre fría, aunque como dice Cecily "a veces es la suerte de la galleta". Mientras, los duelistas no dejan de mirarse fijamente rememorando la ofensa causada, el motivo por el que están ahí, lo cual no es  poca cosa.

  En realidad los duelos de té son parodias de las meriendas inglesas, esas batallas campales donde las armas son los insultos corteses y las miradas soslayadas al son del tintineo de cucharas en tacitas de porcelana, y se basan en toda una serie de reglas oficiales que podéis consultar pinchando aquí.

  En esta primera feria retrofuturista en Madrid, hubo otras actividades interesantes, que procuraré probar en la próxima ocasión, con la esperanza que el próximo año se repita este fantástico evento y conozcamos nuevos adeptos. 


  Hasta aquí mi pequeña aportación, ¿conocíais ya el Steampunk? y si no es así, ¿qué os ha parecido este post? ¡espero vuestros comentarios!. ¡Hasta pronto!

Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios

  1. Un placer, leer una reseña sobre algo en lo que uno ha trabajado tanto, es una pena que no pudieras ver o participar en los talleres. Pero en la proxima ocasión me asegurare de que puedas.

    Att: Mikel V. Gómez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer fue mío, el de conocer gente y eventos tan interesantes, en los que espero repetir pues ciertamente me quedé con ganas de más. Gracias por leerme también!

      Eliminar

RASTRO Y HUELLA © - DISEÑO BY HERPARK